image carousel by WOWSlider.com v7.4
Distinción Internacional a una gran Dermatóloga
5 de de 2012 Comité Ejecutivo SOCHIDERM

Queremos compartir con ustedes una entrevista en profundidad realizada la Dra. María Isabel Herane, quién en nuestro último Congreso fue distinguida por la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas ILDS y dónde la doctora Herane repasa su trayectoria.

 

Dra. Herane distinguida por  la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas ILDS
 

Con mas de 30 años de trayectoria  y con múltiples reconocimientos nacionales e internacionales, la Dra. Maria Isabel Herane fue premiada durante el XI Congreso de Dermatología por la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas ILDS, el organismo más importante de esta especialidad.
 

La Dra. Jean Bolognia, referente indiscutido en el área, fue la encargada de otorgarle esta nueva distinción a la profesional, galardón que se suma a su vasta carrera.
 

“Este premio lo recibo con mucha emoción, es muy gratificante que la distingan cuando uno está aún activa y vigente, eso es todo un privilegio. Valoro enormemente el que hayan asistido mis colegas por la estimación que me manifestaron. Por otro lado la Sociedad Chilena de Dermatología hizo un gran trabajo al presentarme, un trabajo difícil y eso también lo agradezco mucho. Es un reconocimiento que uno nunca busca, porque una trabaja con dedicación sin pensar en los premios o galardonados. A mí me motiva la investigación, la enseñanza, el aporte que puedo realizar al país en la materia para lograr que ese trabajo, el propio y el de mis colegas, salga también a Latinoamérica y al mundo. Si mi trabajo aportó a abrir caminos y a solidificar lo que hoy tenemos es una doble gratificación. La verdad es que estoy súper contenta, emocionada”.
 

Dilatada trayectoria
 

La Dra. María Isabel Herane se tituló de médico en la Universidad de Chile en 1976. Realizó su postgrado de especialidad en el Hospital Salvador entre los años 1978-1981. Ese mismo año asume como dermatóloga en el Hospital San Juan de Dios y en Hospital Militar hasta 2001.
 

Profesor Asistente de Dermatología y Venereología de la Universidad de Chile entre los años 1994 y 2008; y Jefe de la Unidad de Dermatología Occidente de la Universidad de Chile en el mismo período. Ha sido Presidenta de la Sociedad Chilena de Dermatología en el período 1996 - 1998. Así como también, Directora, Vicepresidenta, Presidenta y Past president de SOCHIDERM en el decenio 1990-2000.
 

Sus múltiples intereses la han llevado a ser Co-editora de la Revista Chilena de Dermatología desde el 2007 a la fecha y Miembro del Consejo Asesor de la Revista Dermatología Pediátrica latinoamericana.
 

Entre la extensa lista de galardones por sus publicaciones destacan:

 

Primer premio en el V Simposio "Patología cutánea del Recién Nacido”, organizado por  la   Pontificia U. Católica de Chile en Octubre 1992 con el  trabajo: "Hipermelanosis Nevoide lineal y circunfleja".

 

Segundo Premio en Comunicaciones libres en las 57 Jornadas Anuales de SOCHIDERM en diciembre de  1994 con el trabajo: "Hiperplasia Verrugosa del Muñón: cuatro casos".
 

Primer premio, por casos clínicos en la Revista Chilena de Dermatología en 1999 con el trabajo “Neoplasia Intraepitelial Vulvar II”.
 

La Dra. Herane es autora de varios libros entre ellos. Dermatología I y II y dermatología pediátrica I.
 

Visiones de una maestra
 

¿Por qué decide estudiar medicina?
 

Eso no fue una decisión, sino fue algo que yo siempre pensé que sería. Básicamente puede haber sido porque a mi me gustaba mucho lo social, entonces medicina era como parte de mi ser, de mi esencia. En mi familia no hay gente ligada al este mundo, la mayoría son del área de los negocios, pero yo siempre dije que me iba a dedicar a la salud, me gustaba lo científico, lo social y eso fue lo que me oriento desde muy niña.
 

¿Por qué escogió dermatología?
 

Eso también fue algo muy natural. Desde mis primeras aproximaciones con la especialidad me gusto mucho. Coincidió en que se dio una vacante como ayudante de dermatología con el profesor Alarcón en el Hospital el salvador y eso significaba que podía ir al servicio, le ayudaba, estaba con él en la consulta y cada día me fue gustando más, tanto que hasta en mis vacaciones iba a realizar biopsia, entonces cuando llegué de lleno a realizar la especialidad tenía un bagaje importante. Así me fui enamorando de la dermatología, porque la comencé a sentir parte de mi vida, aunque también me gustaba mucho la pediatría y psiquiatría infantil, pero fue más fuerte la dermatología.
 

¿Cuál cree que es el rol de un dermatólogo hoy, considerando que casi un tercio de las consultas en salud primera corresponden a esta especialidad?
 

Creo que dermatología tiene varias características. Es una especialidad que tiene mayor contacto multidisciplinario, es decir hay que saber de pediatría, inmunología, de cirugía, de medicina interna, entonces considerado que es una de las especialidades que tiene un conocimiento científico y clínico amplio. Por otro lado, creo que el rol social es la carrera misma, porque significa que tú puedes ayudar y que ahí aflora tu vocación más pura. De mi experiencia de más de 30 años en hospitales, la experiencia es muy satisfactoria porque podíamos ver una gran cantidad de patologías y eso es tan valioso. Como dermatóloga una puede educar, que para mí es vital. Uno al paciente no sólo le trata un lunar o una verruga, sino que además esta especialidad te permite enseñar mucho, la educación al paciente es parte de nuestro rol social como profesionales, y eso es lo mejor que tiene la medicina en general y por supuesto mi especialidad. Los dermatólogos agrupados en la Sociedad Chilena de Dermatología tenemos un espíritu de equipo muy rico, hay un contacto humano con excelentes resultados, somos bien compañeros, desde que comenzamos.
 

¿En que contexto cree usted que se encuentra hoy la dermatología chilena?
 

Hace 35 años atrás comenzó el crecimiento, gracias al profesor Dr. Juan Honeyman que con gran dedicación comenzó a sacarla fuera de nuestras fronteras. Comenzamos poco a poco porque éramos nada a nivel latinoamericano y muchísimo menos en el contexto mundial, pero lentamente fuimos tomando presencia en congresos extranjeros y hoy estamos dentro de los países más destacados en cuanto a publicaciones, preparación, en organización de congresos y eso se debe al trabajo de muchos. Todo aquello redunda en que seamos cada día vez más considerados porque también cada día más colegas se incorporan y comprometen su conocimiento y su pasión en post de la dermatología.