Página 71 - 31650 int cc2711.indd

Versión de HTML Básico

Rev. Chilena Dermatol. 2013; 29 (1)
73
: 68 - 75
CASOS CLÍNICOS
Figura 1
Múltiples pápulas en disposicion lineal en dorso de la na-
riz con bordes minimamente solevantados, escasa des-
camación, pigmentadas en los borde, ásperas al tacto y
centro aspecto atrófico.
Poroqueratosis Lineal.
Orlando Ahumada B
1
, Ilka Betancourt N
2
, Patricio Madrid S
3
.
1
Dermatólogo, Unidad de Dermatología, Hospital San Juan de Dios de Los Andes;
2
Interna de 6° año de Medicina, Universidad de Valparaíso,
Campus San Felipe;
3
Anátomo Patólogo, Hospital Dr. Sótero del Río.
Paciente de sexo masculino, 16 años, sin antecedentes mórbi-
dos de interés. Presenta hace 1 año lesión lineal en dorso na-
sal, de bordes hiperqueratósicos solevantados bien definidos,
asintomática, que comienza como una lesión única central,
emergiendo luego, lesiones similares circundantes más pe-
queñas tipo pápulas ásperas al tacto y con centro de aspecto
atrófico. El estudio histológico demostró una piel con ortoque-
ratosis, adelgazamiento del estrato de Malpighi y presencia de
áreas de hiperqueratosis, con paraqueratosis que sobresalen
de la capa córnea como lamela cornoide.
En 1889, Mibelli describió un trastorno cutáneo caracterizado
por la presencia de placas anulares con un borde hiperquerató-
sico bien delimitado, que se expande en sentido centrífugo y de
localización preferentemente acral. En clara referencia a su hi-
potético origen anexial lo denominó poroqueratosis. Esta patolo-
gía, es más frecuente en hombres que en mujeres. Usualmente
aparece en la infancia, localizándose principalmente en extremi-
dades. La variante actínica superficial diseminada es la forma
más frecuente de todas las variantes. Se describen 5 variantes
clínicas de Poroqueratosis, la variante lineal sigue las líneas de
Blaschko. El hallazgo histopatológico común y característico de
todos los tipos de poroqueratosis es la laminilla cornoide, que
representa la explicación patológica del borde elevado periférico
de las lesiones. Los diagnósticos diferenciales incluyen: Quera-
tosis Actínica, Nevus Epidérmico Verrucoso, Liquen plano anu-
lar, Tiña, Psoriasis, Granuloma anular e Incontinencia Pigmenti.
Las lesiones son persistentes y no suelen resolverse espontá-
neamente. No existe un tratamiento específico, sin embargo,
resulta esencial considerar su potencial maligno (carcinoma
espinocelular). Existen distintas técnicas para la eliminación
de las lesiones hiperqueratósicas, aunque en muchas ocasio-
nes el tratamiento no es capaz de destruir el clon de queratino-
citos anormales y la lesión recidiva rápidamente.
Se ha utilizado el nitrógeno líquido, el 5-fluorouracilo tópico,
retinoides tópicos, láser de CO2 e incluso excisión quirúrgica.
También se ha descrito el uso de diclofenaco sódico al 3% gel
como potencial tratamiento.
La Poroqueratosis es una patología poco frecuente y usual-
mente infradiagnosticada. El diagnóstico clínico debe ser co-
rroborado por el hallazgo histopatológico de la laminilla cor-
noide, como ocurrió en este paciente. Más aún en este caso
clínico, en que su ubicación exclusiva es poco frecuente.
Referencias bibliográficas
Marschalkó M, Somlai B. Porokeratosis plantaris, palmaris et disseminata: a
third type of porokeratosis. Arch Dermatol. 1986;122(8):890-891.
Nahm WK, Donohue KG, Danahy JF, Badiavas E, Falanga V. Systemic
5-fluorouracil producing an inflammatory response in porokeratosis. J Eur
Acad Dermatol Venereol. 2003; 17:190–192.
Correspondencia:
Orlando Ahumada B.
Correo electrónico:
omahumada@hotmail.com
31650 int cc2711.indd 73
27-11-13 17:08