image carousel by WOWSlider.com v7.4
Revista Chilena de Dermatología
Dermatofibrosarcoma Protuberans Atrófico Congénito: descripción de un caso y revisión de la literatura.
Descargar artículo completo  
Enrique Wagemann B1, Luis Aruta M2, Francisco Mucientes H3, Paula Wagemann Ha.
Dermatofibrosarcoma Protuberans Atrófico Congénito, tumores Fibrohistiocitarios, marcas de nacimiento


Resumen:

El dermatofibrosarcoma protuberans (DFSP) atrófico congénito es un tumor extremadamente poco frecuente, con contados reportes en la literatura mundial. Habitualmente el diagnóstico se demora años y se confunde con diversas marcas de nacimiento o con otras lesiones que cursan con atrofia cutánea. El comportamiento biológico sería, sin embargo, similar al de las otras formas de DFSP que se presentan en el niño y en el adulto, con alto riesgo de recurrencia tras la resección tumoral, por lo cual es importante conocer el aspecto para sospechar el diagnóstico. El estudio histopatológico se debe complementar con la inmunotinción con CD34, un marcador de utilidad no solo para aclarar el diagnóstico, sino también para guiar el tratamiento en la Cirugía de Mohs, que es en la actualidad el tratamiento de elección. La patogenia del DFSP se relacionaría con una mutación genética que provocaría una sobreproducción del factor de crecimiento derivado de las plaquetas que llevaría a un crecimiento celular maligno estimulado autocrinamente. El principal diagnóstico diferencial del DFSP atrófico congénito, tanto clínico como histopatológico, es el hamartoma dendrocítico dérmico tipo medallón, tumor congénito benigno descrito el año 2004. Presentamos el caso de un niño a quien se le diagnosticó un DFSP atrófico congénito a los 13 años de edad, después de haber sido reiteradamente interpretado como una lesión sin importancia. En este caso, se realizó resección con márgenes amplios, porque la ubicación anatómica lo permitía. En el control a los 18 meses después del tratamiento, el paciente no ha presentado recurrencias.